Tipee para buscar

Entendiendo al sector

En América Latina se requieren políticas públicas integrales para impulsar la movilidad eléctrica

Compartir
Catherine Peñafiel, MotorTerra

 

El interés del mundo por ir hacia el uso de tecnologías más limpias que permitan disminuir las emisiones de gases contaminantes llegó a América Latina. Y con fuerza. Aunque hacen falta políticas públicas que impulsen el cambio y que los países de la región armonicen las normativas.

En la región, la venta de vehículos eléctricos creció en un 72 % entre enero y julio de este año, al comercializar 16.293 vehículos eléctricos, en comparación con el mismo periodo del año pasado (9.453), según los registros de las asociaciones automotrices de los países de la región.

Solo en Ecuador, las ventas de los vehículos eléctricos enchufables, en lo que va del año, ya suman 448. Pero en esta transición hacia la movilidad eléctrica, también se incrementó la demanda y el uso de otras tecnologías más amigables con el medio ambiente como los vehículos híbridos y los eléctricos no enchufables, lo que muestra que es un salto acelerado, señaló Genaro Baldeón, presidente Ejecutivo de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Ventas de vehículos electrificados en Ecuador (ene - ago)

  • 2018
  • 2019
  • 2020
  • 2021
  • 2022
  • 2023

Pese al crecimiento sostenido de este segmento en los últimos años, las organizaciones locales y regionales consideran que un impulso necesario debería llegar desde los gobiernos, a través de normas que incentiven la movilidad sostenible, y se apliquen políticas públicas integrales, señaló Baldeón.

El ministro de Obras Públicas y Transporte, César Rohon, aseguró que el Ecuador tiene la normativa legal adecuada para impulsar la movilidad eléctrica en el país. Sin embargo, reconoció que aún está pendiente atender temas que inciden en esa transición, como el manejo de los subsidios a los combustibles, que actualmente le cuestan al país USD 4.300 millones.

A más de los subsidios, la calidad de combustibles también genera inquietud por su impacto en el medio ambiente. “Pensamos en la movilidad eléctrica, en incentivar el cambio, pero en Ecuador seguimos con combustibles de baja calidad, como el diésel que en este momento cumple con especificaciones técnicas Euro 2, lo que significa un retraso de 20 años, con relación a las normativas vigentes en Europa”, añadió el Presidente Ejecutivo de la Aeade.

Pero a más de establecer estas políticas, es necesario armonizar las normas de los países de América Latina y el Caribe para facilitar el desarrollo de la electromovilidad, señaló Andrés Rebolledo, secretario Ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

Junto a este proceso, también, se consideró indispensable el desarrollo de infraestructura eléctrica que permita recorrer cada país e incluso pasar las fronteras sin temor. “El objetivo es instalar un cargador cada 230 kilómetros para así facilitar la movilidad”, indicó Silvia Rojas, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Movilidad Sostenible.

Rojas, junto a un grupo de las organizaciones de movilidad sostenible de Ecuador, Colombia y Perú, recorre los países en vehículos eléctricos para incentivar su uso. Como parte de esta actividad se organizó el foro para analizar los avances de la electromovilidad en el Ecuador.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Ir arriba